PestOptix EZ Secured® combina la estación de cebo para roedores comprobada EZ Secured® con una cámara PestOptix integrada, que detecta e identifica roedores en tiempo real por IA, cuando ingresan a la estación. Esto le permite estar mejor preparado cuando llega al lugar y abordar de manera proactiva los posibles problemas en el área de la estación.
PestOptix EZ Secured® combina la estación de cebo para roedores comprobada EZ Secured® con una cámara PestOptix integrada, que detecta e identifica roedores en tiempo real por IA, cuando ingresan a la estación. Esto le permite estar mejor preparado cuando llega al lugar y abordar de manera proactiva los posibles problemas en el área de la estación.

CARACTERÍSTICAS

Utiliza una carcasa resistente a la intemperie personalizada para la cámara PestOptix que se adhiere de forma segura a la tapa.

La carcasa es fácil de abrir mediante un simple tornillo que permite el acceso directo al interruptor de encendido y apagado y las baterías.

La parte inferior de la carcasa contiene una junta que evita que el agua entre en la estación y a la carcasa.

Dentro de la estación, la carcasa está asegurada con cuatro tornillos que ofrecen un ajuste firme y seguro.

Los sensores miden el calor y el movimiento, lo cual activa la cámara. Luego, la imagen se muestra a través del programa de IA y genera alertas cuando hay roedores presentes.

La cámara se coloca directamente sobre el área del cebo para obtener una vista ideal de los roedores.

La carcasa tiene la capacidad de admitir una etiqueta privada.

En el núcleo de PestOptix se encuentra un programa informático basado en la nube habilitado para inteligencia artificial (IA). Parecido a los sistemas populares de IA como Apple Siri® o Amazon Alexa®, PestOptix AI se compone de algoritmos sofisticados que han sido capacitados para reaccionar a las entradas. El programa informático de IA supervisa las entradas de imágenes tomadas en tiempo real de los sensores de la cámara en las trampas. Cuando una plaga entra en una trampa, PestOptix AI utiliza algoritmos de reconocimiento facial para identificar el tipo de plaga y alerta a los profesionales de su manejo.